9 Diferencias entre la ducha fría y la caliente


Todos los días, al tomar una ducha, algunos lo prefieren con agua caliente y otros, con agua más fresca. Para algunos es una rutina de todas las mañanas, para otros es una costumbre para el final del día.
Lo que no muchos saben, es que tomar una ducha con agua fría o caliente(considerando tibio) tienen una gran variedad de beneficios para nuestra salud y bienestar. Por esa razón a continuación te mostraremos las diferencias que existe al ducharse con agua fría o caliente.

  • Fría: Estimula el sistema inmunológico
  • Caliente: Destapa la nariz constipada

  • Fría: Aumenta la concentración
  • Caliente: Relaja los músculos
  • Fría: Acelera el metabolismo
  • Caliente: Reduce la hinchazón

  • Fría: Te ayuda a despertar
  • Caliente: Disminuye la ansiedad
  • Fría: Alisa la piel
  • Caliente: Destapa los poros y purifica la piel
  • Fría: Quema la grasa
  • Caliente: Elimina las toxinas
  • Fría: Recarga las energías
  • Caliente: Reduce el cansancio
  • Fría: Aumenta la eficiencia laboral
  • Caliente: Reduce el dolor de cabeza
  • Fría: Te levanta el ánimo
  • Caliente: Quita el insomnio
© Viston senin | Genial.guru

¿Qué opinas?

Recomendado