La Princesa que más te gusta te dice el desorden mental que tienes


Desde hace tiempo se cuentan historias a todos los niños para que aprendan de los valores que estos mostraban, sin embargo, estas historias también dan a conocer ideas equivocadas y pueden hacer ver el mundo de diferente manera a los pequeños.

En internet se han compartido algunas teorías que reflejan el estado emocional de algunas personas según su princesa preferida. Y a continuación te lo contaremos.

Blanca Nieves (dependiente) 
Es aquella princesa que hace todo tipo de labores del hogar con tal de que la cuiden y protejan, en ese caso los enanos. Si te identificas de alguna manera con ella es porque usas cualquiera de tus encantos para evadir los problemas y dependes de tu príncipe para que te cuide y proteja. Ella es la más sumisa de todas las princesas.

Cenicienta (La esperanzada)

 Si te identificas con ella es porque eres capaz de aceptar el maltrato sin decir una sola palabra. Cenicienta depende de alguien que le diga si lo que está haciendo está bien o está mal para que ella lo haga. Nunca pierde la esperanza de que llegue su príncipe azul para que la aparte de la realidad en la que vive.

Aurora (la soñadora)

Si te identificas con ella, pues también estas a la espera de tu príncipe azul para se solucionen tus problemas y siempre estás a expensas de los demás.

Ariel (la crédula)

Si te identificas con ella, pues eres capaz de dejar todo por ir detrás de alguien que no conoces y dices amar sin pensar si esta persona haría lo mismo por ti. Ariel tiene miedo de quedarse sola y hasta contradice a su propio padre por un chico desconocido.

Bella (La destructora)

 Es aquella mujer que cree que con delicadeza, educación y dulzura puede transformar el carácter de un hombre a quien ella encuentra insoportable y agresivo. No importa si es malo o bueno, solo se aferra a la idea de que sea como sea obtendrá resultados positivos de esa persona. Si prefieres a Bella, tu forma de ser no te permite ver oportunidades diferentes a intentar cambiar a un hombre.

Jasmín (la Narcisista Rebelde)

Cree que toda la atención del mundo debe ser hacia ella y también depende del príncipe azul para romper las reglas de no casarse con alguien que no ama.

Mulán (La sacrificada)

El problema en esta mujer es que no puede solucionar los problemas siendo ella misma, sino que cree que se solucionan tomando el rol masculino a grandes rasgos o colocando primero las necesidades de los demás antes que las de ella.

Pocahontas (la emocionalmente dependiente)

Si te gusta Pocahontas, su historia es el caso en el que una princesa no es salvada por un príncipe o no espera a su amado para ser feliz, porque ella es capaz de salir adelante sola sin la ayuda de un hombre. En esta historia el amado es un hombre de clase alta que llega a perfeccionarla como mujer llena de libertad. Pocahontas refleja su personalidad en la compañía de alguien en específico.

¿Qué opinas?

Recomendado