10 Ilustraciones que muestran lo que ves cuando usas lentes por primera vez


Cuando comienzas a sentir que no ves de lejos o de cerca, tu vista se cansa o hasta te duele la cabeza, significa que necesitas usar lentes.

Muchas veces por no querer usarlos, negamos que tenemos algunos de estos síntomas. De todas maneras, alguien siempre aparece y dice que si no los usamos, nuestra medida aumentará. Por miedo a que esto pase, vamos al oftalmólogo para que nos revise y nos diga que tenemos que tenemos que usarlos.

Cuando los usas por primera vez, todo cambia y por esta razón, en el siguiente artículo, te mostraremos 10 ilustraciones que muestran lo que vemos cuando usamos lentes por primera vez.


EL VAPOR

Lo normal que puede pasar cuando tomas alguna bebida caliente, es que las lunas de tus lentes se llenen del vapor de la bebida.

Por esta razón, empiezas a tomar el café cuando este ya está frío ya tal vez, ya no lo disfrutas como antes. Otra alternativa es que solo te dediques a tomar el café, pero para ello debes quitarte los lentes.


CUANDO IBAS A COMPRAR

Como antes no veías perfectamente, solo ibas a comprar lo que siempre pedías. En este caso es un café americano. Pero como ahora ya tienes tus lentes y vez claramente lo que hay en la tienda, pides todo lo que se antoja, hasta eres capaz de llevarte uno de cada uno.


SIENTES QUE TU BELLEZA SE OPACA

Muchas veces, sientes que los lentes opacan tu belleza, pero no es así. Ellos solo te dan un toque más intelectual. La idea es que escojas unos que queden con tu estilo y la forma de tu rostro.

Muchas veces vemos personas que no se ven tan bien con los que usan. Esto sucede, porque no han escogido sus lentes perfectos.


VES LA REALIDAD DE LOS TRABAJADORES


POR FIN TE DAS CUENTA DE LO QUE HAY EN LA TV



CUANDO TE DAS CUENTA QUE NO ERA LO QUE PENSABAS



CUANDO POR FIN RECONOCES A TUS COMPAÑEROS



CUANDO YA NO TE PUEDEN ENGAÑAR



VES LA VERDAD DE LOS ÁRBOLES



LA LLUVIA



Cuando no tenías lentes ,te quedabas bastante tiempo debajo de la lluvia, ya que no había nada que lo pueda impedir. Sin embargo, cuando ya tienes tus lentes, estos se vuelven como las ventanas de los carros, se mojan y no puedes ver perfectamente hasta que los seques.

Desde ese momento, la lluvia ya no se vuelve agradable.
© Genial. guru

¿Qué opinas?

Recomendado