La técnica para escapar de un auto que se está hundiendo y no fallar en el intento


¿Te gusta ir de campamento con la familia o con tus amigos? Muchas veces hemos visto películas en las que una familia o un grupo de amigos van a muchos lugares para acampar y salir de la estresante ciudad, pero por algún motivo terminan con el auto en medio de una laguna a punto de hundirse.

Gracias a una investigación del medio 'Genial', si en algún momento pasas por esta situación, en este artículo te mostraremos algunas técnicas para no fallar en el intento y salir del lugar.

PASO 1:
En cuanto el auto toque el agua, desabrocha tu cinturón y baja la ventanilla.

PASO 2:
Escapa inmediatamente por la ventanilla, antes de que el auto se hunda bajo el agua.

El equipo de rescate advierte de que tienes aproximadamente un minuto antes de que el vehículo se hunda.
No pierdas tiempo intentando abrir la puerta. Es inútil porque el agua ejerce presión sobre ella desde afuera. El orden de "desabrochar el cinturón, abrir la ventanilla y escapar" es la oportunidad real que tendrás para salvar tu vida.
Es más sencillo abrir la ventanilla manualmente. Pero si los vidrios son eléctricos también tienes esta oportunidad. El equipo de rescate destaca que, según los resultados de los test, el sistema electrónico del auto sigue funcionando, mínimo, 10 minutos más desde el momento de la inmersión en el agua.


Si no consigues abrir la ventanilla, rompe el cristal

En ningún caso intentes romper el parabrisas. No lo conseguirás. Para aumentar la seguridad en caso de choque, se fabrican con vidrio laminado.

En distintas páginas web puedes encontrar una herramienta de bajo costo para romper fácilmente las ventanillas del auto. Otra opción es tener a la mano en el vehículo algún objeto pesado con la punta afilada: un martillo, llave de paso, destornillador pesado, y si no los tienes, puedes usar la parte  metálica del reposacabezas extraíble, así como tacones de aguja o tu propio codo.

Debes apuntar en la esquina, allí es más fácil romper el cristal, en el centro rebotará.



SI ESTÁS CON NIÑOS, HAZ QUE SALGAN DELANTE DE TI

Si vas con niños, los profesionales recomiendan el siguiente orden de acción: debes desabrochar tu cinturón, bajar la ventanilla, desabrochar y empujar hacia fuera, primero, al niño mayor, luego, al menor. Después debes salir tú. Así hay más posibilidades de que todos se salven.

Si no conseguiste escapar por la ventanilla, espera hasta que el auto se llene de agua. No, no es una locura, ahora te explico:

Si al final no has podido abrir o romper la ventanilla, hay otra salida: abrir la puerta. Este método es el más discutible porque hay que esperar hasta que el auto se llene de agua, para entonces la presión adentro y afuera se igualará.

Cuando esto pase, inhala profundamente el poco aire que tengas, abre la puerta y escapa.
Un consejo del equipo de rescate: Agarra el tirador de la puerta fuertemente mientras el agua llena el auto. Recuerda que no se abrirá fácilmente. Es posible que debas empujarla con los pies.


Para saber hacia dónde nadar debajo del agua, sigue las burbujas de aire.
En el agua, sobre todo, si está opaca, es muy fácil perder la orientación del espacio. Para salir a la superficie, nada en la misma dirección que las burbujas de aire.


Una vez más: en cuanto el auto toque el agua, desabrocha tu cinturón, baja la ventanilla y escapa inmediatamente, son segundos muy valiosos.
© Genial.guru

¿Qué opinas?

Recomendado