15 Animales valientes que tuvieron una batalla con abejas y terminaron con heridas de guerra


Muchas veces hemos escuchado que no debemos hacer que las abejas se sientan amenazadas porque ellas se defienden picándonos por todos lados. Lamentablemente no podemos hacer que nuestras mascotas entiendan que no deben molestar a las abejas.

Ellos simplemente por curiosos o quien sabe por qué, se acercan y ellas terminan metiendo su aguijón donde los gatos y perros menos se lo esperan. Hoy te mostraremos algunos animales valientes que pasaron por esto.

ALGUIEN TIENE LA NARIZ UN POCO ROJA

Para ser sinceros, esta fotografía causa un poco de gracia porque el pequeño e inocente gatito tiene la nariz hinchada gracias a una mala abeja. Parece que este le pidió a una abeja que le ponga nariz de payaso para que haga un show en la casa de sus dueños.

Lo que nunca se imaginó es que esto sería doloroso.


NO TE METAS CONMIGO O TE GOLPEARÉ


Matías, como siempre salió, salió a jugar al parque. Estaba saltando y corriendo por todo el pasto y sin darse cuenta pisó una pequeña abeja que estaba por el piso volando tranquilamente. Ahora Matías tiene una pata más grande que la otra.



SE LE VE MUY ORIGINAL

Con este nuevo estilo ya no sé que raza soy. Tengo la parte de adelante un poco hinchada, pero es natural. Claramente ninguna abeja me picó. Lo genial es que tengo magia y dentro de unos días haré que esto desaparezca.



¿ABEJA? NO NADA QUE VER



¿QUÉ ESTÁS MRANDO? NO SE ME VE TAN MAL



YO SOLO QUERÍA JUGAR EN EL JARDÍN



ERAN MUCHAS CONTRA YO SOLO



CÓMETE UNA ABEJA DECÍAN



YO SOY EL NUEVO PIE GRANDE



NO SÉ CÓMO PASÓ... YO ESTABA CAMINANDO TRANQUILO POR EL JARDÍN



YA PUEDO HACER GESTOS COMO ESTOS



¡UPS! CREO QUE ME ESTOY HINCHANDO



LA VICTORIA NO FUE FÁCIL, PERO LOGRÉ SALIR VIVO

Como cuando alguien salió a jugar al jardín y le llamó la atención una abeja y quiso jugar con ella. Pero lamentablemente la abeja no quiso jugar con él y solo pensó que se la quería comer, así que solo se defendió y sacó su aguijón.


NO VOLVERÉ A JUGAR CON ELLAS



¿QUE TAL ESTÁ MI SONRISA AHORA?



Nunca te metas con las abejas

¿Qué opinas?

Recomendado