Cumplió 97 años y decidió vender su casa, cuando la inmobiliaria la vio por dentro quedaron boquiabiertos


En esta oportunidad te mostraremos una casa que cumple perfectamente con esas palabras que dicen "Las apariencias engañan". 

En Toronto, una mujer de 97 años decidió vender su casa, luego de haber vivido en ella 72 años. En todo ese tiempo, solo la remodeló una vez y eso fue suficiente para que sea perfecta. Por fuera, parece una casa común y corriente. Sin embargo, por dentro es realmente hermosa y espectacular.  


Desde que ingresas a la casa, olvidas el color clásico de los ladrillos de afuera, ya que encontrarás unos hermosos colores pasteles y oro que te envuelven el corazón. 


No solamente cada habitación es de un gusto impecable. La señora ha logrado mantener un encanto muy de los años 50.


Cada detalle de la casa muestra delicadeza y dedicación. Esta mujer se encargó de que quede hermosa y perfecta. Algo que jamás imaginas ver en una casa con una simple fachada como la que tiene por fuera.


Los colores pasteles hacen que la casa se vea dulce y se respire paz en cada paso que alguien dé por los pasillos.


¿Quién se resistiría a comprar una casa como esta?


Solo la habitación es morada, ya que en el resto de la casa, su esposo le dio carta abierta


Esta habitación parece el de una princesa


El baño no se queda atrás


El bar que se encuentra en la parte inferior, tiene su propio estilo


La lavandería también se encuentra es perfecto estado


El jardín es perfecto para encontrar paz


Esta hermosa casa tiene su precio. Por la pequeña cantidad de € 575 000 puedes ser el orgulloso dueño de esta casa congelada en el tiempo. ¿Qué opinas?

¿Qué opinas?

Recomendado