Este Pequeño escribió una desgarradora carta suplicándole a Papá Noel que devolviera a su perro


En esta Navidad todos los pequeños quieren enviarle cartas a Papa Noel para que les traiga lo que más quieren, así que las escriben recordándole que se han portado bien durante todo el año.

Mientras que la gran mayoría pide juguetes divertidos, un pequeño llamado Edward lo único que quiere es que Santa le traiga de regreso a su mejor amigo Morse.

Hace unos días, el pequeño Edward Latter quedó devastado cuando su mejor amigo Morse fue robado luego de haber escapado de casa.

Los padres del niño pasaron 24 horas buscando al terrier fronterizo de 9 meses antes de recibir una llamada de una mujer que asegura haber visto a Morse metido en una camioneta pick-up.


La familia, que vive en Kent, publicó un comunicado para que los ladrones devolvieran a casa a Morse a tiempo para Navidad.

En el comunicado, los padres le suplican a los ladrones que dejen al perro atado afuera de una tienda o que lo devuelvan anónimamente a un veterinario.



Ahora, el pequeño Edward, que cumple 3 años el sábado, le ha escrito a Santa con la esperanza de que lo ayude a encontrar a su mascota.

El padre, Richard, ayudó al niño a escribir la desgarradora carta, la cual se envió a Laponia.

"Querido Papá Noel,
Solo quiero un regalo para Navidad este año, mi perro Morse devuelta.
He sido un chico muy bueno todo el año.
Gracias, Edward".


El adorable chico ha estado fuera de su casa en Marden, ayudando a sus padres a poner carteles de "perdido" con imágenes de Morse.

Richard, un carpintero del teatro "West End", dijo que su hijo se había sentido desconsolado por el robo de Morse.



"Al principio tratamos de restarle importancia a Edward, casi ignorando el hecho de que Morse no estaba en la casa", cuenta el padre.

"Dijimos que estaba en una aventura y que volvería pronto. Pero, por supuesto, comenzó a preguntar ¿dónde está Morse? ¿Ha ido a la playa?".



"Fue idea de Edward escribirle a Santa Claus y, con un poco de suerte, escribirle la carta a Papá Noel nos dará el final feliz por el que estamos tan desesperados".


La familia llevó a Morse a casa a principios de este año y todos están muy encariñados con el can.

Richard y su esposa Amanda lo entrenaron junto a otro cachorro llamado Keo y los dos perritos debían reunirse en esta Navidad.


"Cosas tan tontas como subir las escaleras y esperar tropezar con él o dar la vuelta para darle un trocito de pollo como regalo y recordar que se ha ido nos afecta", dijo Richard.

"La Navidad va a ser difícil sin él. Morse es muy, muy amigable. Él subirá y dirá 'hola' a cualquiera", asegura el padre.



Lamentablemente, Morse acostumbraba a escaparse, aunque nunca había llegado tan lejos.

"Normalmente lo encuentro en el camino a casa o una vez lo vieron un par de personas, leyeron su etiqueta y nos llamaron para decirnos que lo habían encontrado y que podíamos ir a recogerlo".


El perro desapareció el miércoles pasado justo antes de las 11 de la mañana.

Los padres de Edward creen que fue atrapado a los cinco minutos de haber escapado a solo 80 yardas de su jardín. El testigo que llamó a la familia dijo que había visto a un hombre metiendo a Morse en una camioneta tipo Hi-Lux azul o gris.


La persona que llamó aseguró que el hombre bajó del vehículo y le dijo que "conocía al dueño" y que planeaba devolverlo.

La pareja del vehículo también fue vista en un local de hamburguesas cerca de la casa de la familia, donde se podía escuchar ladrar a un perro.


"La mujer que nos telefoneó detuvo su automóvil porque había visto a Morse corriendo por la carretera y lo iba a recoger", cuenta Richard.

"Casi en el mismo momento, el tipo salió de la camioneta tipo Hi-Lux y lo recogió diciendo 'no te preocupes, el perro pertenece a un amigo nuestro. Lo llevaremos de vuelta'. Me siento un poco mejor sabiendo que Morse no está a la intemperie, corriendo atemorizado por el campo".


"Hay muchos lugares para que Morse se esconda en nuestro jardín, así que al principio no me di cuenta de que se había ido".

"Fue solo después de unos cinco minutos de llamarlo que comencé a preocuparme de que algo no estuviera bien. Llamé a algunos miembros de la familia para pedirles que me ayudaran a buscarlo y después de unos 45 minutos comencé a sentir pánico. Llamamos a la policía que, en ese momento, nos dijo que nos pusiéramos en contacto con las perreras de la zona".


Por el momento, Richard apela a la bondad de los ladrones para que hagan lo correcto por su hijo.


"Realmente no me importa cuál fue su motivo para tomar Morse, pero por favor solo libérenlo. Solo llévenlo a un veterinario de forma anónima o incluso solo átenlo afuera de una tienda y aléjense, y un transeúnte lo verá y lo entregará".

¿Qué opinas?

Recomendado