9 Diferencias entre la ducha fría y la caliente


Cada vez que nos levantamos y estamos a punto de dormir, muchos tomamos una ducha. ¿Sabías que tomar una ducha es bueno para la salud? No importa si lo haces con agua fría o caliente (incluyendo tibia), ya que ambas causan diferentes beneficios para nuestro cuerpo, estado de ánimo y otros.

A continuación te mostraremos 9 diferencias entre la ducha fría y caliente.
  • Fría: Estimula el sistema inmunológico
  • Caliente: Destapa la nariz constipada
  • Fría: Aumenta la concentración
  • Caliente: Relaja los músculos
  • Fría: Acelera el metabolismo
  • Caliente: Reduce la hinchazón
  • Fría: Te ayuda a despertar
  • Caliente: Disminuye la ansiedad
  • Fría: Alisa la piel
  • Caliente: Destapa los poros y purifica la piel
  • Fría: Quema la grasa
  • Caliente: Elimina las toxinas
  • Fría: Recarga las energías
  • Caliente: Reduce el cansancio
  • Fría: Aumenta la eficiencia laboral
  • Caliente: Reduce el dolor de cabeza
  • Fría: Te levanta el ánimo
  • Caliente: Quita el insomnio

¿Qué opinas?

Recomendado