12 Cortas historias oídas por ahí que harán reír a todos los que alguna vez buscaron trabajo


En algún momento todos vamos a pasar por una situación parecida o muchos ya lo han pasado. Existen algunas personas a las que se complica ir a una entrevista o hacer su propio curriculum y terminan haciendo el ridículo. Lo bueno es que pueden contar su historia en un momento triste y alegrar al resto. Así que aquí te dejamos algunas historias con las que tal vez te sientas identificado.

#1.
Trabajo en una agencia de reclutamiento. Llega un candidato y, antes de la entrevista, pregunta dónde está el baño. Un colega lo acompaña y le dice automáticamente: “¡Pase, tome asiento, enseguida estoy con usted!”.

#2.

El otro día publiqué mi currículum. La primera llamada fue del trabajo del que me estoy yendo, con una propuesta de trabajar para ellos.

#3.

Hace un par de días soñé que tenía que responder una entrevista para un trabajo. Resolví algunos problemas de prueba, le entregué mis respuestas a dos hombres y ahí el sueño terminó. Hoy soñé que habían revisado mis respuestas y me invitaban a una segunda entrevista. Un enfoque responsable para otorgar empleo, estoy conforme.


#4.

Leí varios libros sobre la motivación y fui, todo motivado, a una entrevista de trabajo. En el apartado “Salario” indiqué que pretendía cobrar 10.000 USD por mes. Cuando la mujer de recursos humanos me preguntó si hablaba en serio sobre el salario, yo, por supuesto, contesté afirmativamente.

Ella no dijo nada, solo salió en silencio y, un par de minutos más tarde, me invitó al despacho del gerente. Él también me preguntó si hablaba en serio. Con la fisonomía de un hombre acostumbrado a obtener lo que quería, asentí afirmativamente, dándole a entender que él no tenía la opción de decirme que no. Fue realmente inesperado escuchar: “Por favor, no venga más aquí”.

#5.

Mi amiga iba a una entrevista, y resultó que por el camino la picó una avispa. ¡En la cara! El rostro se le hinchó pero ella fue a la entrevista como si nada hubiera pasado. Uno de los ojos se le hinchó tanto que no podía abrirlo.

Entró y dijo que antes de conocer a la avispa se veía mejor, y que si no querían entrevistarla así, podían reprogramar el encuentro. La contrataron de inmediato. Dijeron que si ella había ido a la entrevista en esas condiciones, entonces era una persona responsable, y ellos estaban buscando gente así.

#6.

Mi currículum pasó 2 meses en un sitio de búsqueda laboral, tuvo muchas vistas y hoy descubrí que tenía escrito mal mi número de teléfono.


#7.
En Alemania, fui a una entrevista de trabajo en una compañía que estaba en un edificio nuevo y, justo en la puerta, tenía una parada de autobuses. Todo había salido muy bien. Después de la entrevista, en la parada, mientras esperaba el autobús, por algún motivo decidí tirar todas las cosas innecesarias de los bolsillos de mi chaqueta.

Seguía un poco nervioso y, junto con la basura, tiré a la urna mis llaves. Naturalmente, no me quedó más remedio que meter las manos en la urna para sacarlos. Cuando los encontré y me di la vuelta, vi que la mitad de los empleados de la empresa me miraban por las ventanas del edificio, incluido el responsable de los recursos humanos.

Nunca más tuve ninguna noticia de esa empresa.

#8.

Terminé una entrevista de trabajo, y al final escuché la conocida frase: “Gracias, lo llamaremos”. Sabiendo que en el 99% de los casos esto no sucede, dije: “¿Por qué no me dice que no me contratarán y listo, en lugar de atormentarme con la agonizante expectativa de su llamada?”. Una pausa. Recalcula. Responde: “Gracias, no será contratado”.

P.S. Quién te dice, tal vez sí me habrían llamado.

#9.

Sé de los métodos de crear situaciones estresantes durante las entrevistas de trabajo para ver la reacción de la persona. Por ejemplo, suena una alarma de incendio, etc. Bueno, voy a una entrevista, estoy esperando mi turno y de pronto comienza el pánico: “¡FUEGO! ¡FUEGO!”.

Sabiendo que lo principal es mantener la calma y mostrar lo organizado que es uno, sin entrar en pánico, salgo, calmo a la gente, les digo que todo estará bien, los ayudo a evacuar el edificio. Salgo todo contento, pensando que pasé la prueba.

El incendio era real.

#10.

Estaba buscando trabajo, manteniendo una entrevista con el gerente de una empresa. Habíamos terminado de hablar, y luego él me ofreció hacerle algunas preguntas sobre la empresa y sobre el puesto del trabajo. Y todo iba muy bien hasta que en lugar de preguntar: “¿Cuál es su dress code?”, dije: “¿Cuál es su safeword?”


#11.
Hoy fui a una entrevista de trabajo, todo salió muy bien. La señora hasta puso en mi planilla un más... o una cruz.

#12.
Trabajo en el departamento de diseño. Este mes renunció nuestro gerente, la semana pasada contratamos uno nuevo. Bueno, decidimos darle la bienvenida con una broma.

El hombre va el lunes a trabajar, y allí estamos nosotros, ya sentados, su valiente equipo de 8 diseñadores muy concentrado en dibujar con el mouse en el Microsoft Paint. Antes habíamos escondido todas las tabletas.

Hay que darle crédito, actuó con la mayor dignidad posible. Mantuvo la cara de poker, se presentó, saludó a todos, hizo indicaciones de cambios para cada uno, se sentó a su escritorio, tomó un mouse, abrió el Paint y comenzó a dibujar él también.

En resumen, un buen tipo, se integró al equipo desde el día uno.

¿Qué opinas?

Recomendado